Convocatorias de programas internacionales para la juventud

Fecha límite

20/10/2019
20/10/2019 Concursos

Juvenes Translatores: La Comisión pone en marcha su concurso de traducción para centros de enseñanza 2019

Imagen del Concurso

Los participantes podrán traducir en cualquiera de las 552 combinaciones lingüísticas que son posibles con las 24 lenguas oficiales de la UE. En la edición del año pasado se utilizaron 154 combinaciones.

A partir del 2 de septiembre, los centros de enseñanza de todos los Estados miembros de la UE podrán inscribirse por vía electrónica, con vistas a que su alumnado pueda competir con el de los demás centros de toda Europa. Este año, los adolescentes participantes tendrán que traducir un texto sobre el tema de lo que los jóvenes pueden hacer para contribuir a configurar el futuro de Europa.

Günther H. Oettinger, comisario europeo responsable de presupuesto, recursos humanos y traducción, ha declarado: «En Europa nos gusta hablar y entendernos en varias docenas de idiomas distintos. Me alegra ver que los jóvenes valoran las ventajas de manejarse en varios idiomas y tienen ganas de aprender otros. Los animo a participar en la edición de este año del concurso Juvenes Translatores y a presentar sus impresionantes conocimientos lingüísticos».

La inscripción de los centros de enseñanza, que es la primera de las dos fases del proceso, está abierta hasta el 20 de octubre de 2019 a las 12.00 horas. El formulario de inscripción puede cumplimentarse en cualquiera de las 24 lenguas oficiales de la Unión.

La prueba tendrá lugar el 21 de noviembre de 2019 simultáneamente en todos los centros participantes. A partir de este año, el concurso se llevará a cabo en línea.

Los ganadores —uno por país— serán anunciados a principios de febrero de 2020. Recibirán los premios en la primavera de 2020, en una ceremonia especial que se celebrará en Bruselas.Durante su visita a la capital belga, los estudiantes tendrán la oportunidad de conocer a traductores profesionales de la Dirección General de Traducción de la Comisión —que son quienes habrán evaluado sus traducciones— y de conversar sobre cómo es trabajar con las lenguas.