Agregar noticias

-->
05/07/2019

IMPULSAR LA JUVENTUD RURAL

Las zonas rurales necesitan gente joven. Una reserva potencial de agricultores y empresarios rurales que permitan la viabilidad agrícola y el desarrollo de hábitats de biodiversidad.

Las cifras hablan por sí solas: el mundo rural afronta datos preocupantes en cuanto a despoblación y envejecimiento, tanto a nivel nacional, como en la Comunitat Valenciana. 

La España rural ha perdido población a un ritmo promedio de 45.000 habitantes en los últimos años. Cada quince días hay un pueblo en máximo riesgo de desaparecer. La población rural valenciana representa escasamente el 1,5% del total de la población, y está muy ligada a factores como el envejecimiento, el aislamiento, los bajos niveles de renta y las deficiencias en la dotación de equipamientos. 

En la Comunitat Valenciana, un total de 143 municipios se pueden calificar de rurales (municipios de menos de 10.000 habitantes), con una población que no llega a los 75.000 habitantes, y que representa el 31’6% de la superficie total. 

Uno de los principales problemas de los municipios rurales es el envejecimiento: en la Comunitat Valenciana, el 22% de los ocupados en el sector agrario son mayores de 55 años y los menores de 24 representan menos del 8%.

Las zonas rurales necesitan gente joven. Una reserva potencial de agricultores y empresarios rurales que permitan la viabilidad agrícola y el desarrollo de hábitats de biodiversidad. La población joven es más permeable a los cambios, con mayor formación y capacidad para introducir innovaciones y cambios en la producción e introducir las TIC en la agricultura. 

De mantenerse la progresiva caída del sector primario supondrá no solo el envejecimiento y despoblación de las zonas rurales, sino también:

- la falta de diversificación económica

- el cambio en los usos del suelo

- la falta de cohesión social 

En los últimos años se ha abordado las dificultades del mundo rural mediante una normativa reguladora, como  la Ley 45/2007, de 13 de diciembre, de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, que tiene como objeto llevar a cabo un impulso de desarrollo en las zonas rurales y, prioritariamente, en las que padecen un grado mayor de atraso relativo. 

El desarrollo rural en la Comunitat Valenciana se ha vinculado al concepto de sostenibilidad agrícola y rural, pero también económica, social y medioambiental, mediante el “Programa de Desarrollo rural de la Comunitat Valenciana 2014-20”. 

El programa pretende un aumento de la cualificación en el mundo rural, favorecer la integración de los grupos más vulnerables, de las áreas menos pobladas y con menor índice de actividad. Desarrollo sostenible significa trabajar por un mundo donde todas las personas puedan satisfacer sus necesidades y donde las futuras generaciones tengan los recursos para hacerlo.   

La política europea de desarrollo rural 2014-2020 trata de mitigar algunos de los problemas que afectan al sector rural, desde la doble vertiente de fomentar la inclusión social y reducir la pobreza en las zonas rurales. Para ello, propone:

- Facilitar la diversificación, la creación y desarrollo de pequeñas empresas

.- Fomentar el desarrollo local en las zonas rurales.

- Mejorar la accesibilidad, el uso y la calidad de las TIC en las zonas rurales. 

La política de desarrollo rural de la Unión Europea reconoce la importancia de apoyar a los jóvenes rurales a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER). La política europea de desarrollo rural contribuye a que las zonas rurales de la UE puedan hacer frente a la amplia gama de retos económicos, medioambientales y sociales que plantea el siglo XXI. Estas medidas, que se suelen conocer como el "segundo pilar" de la política agrícola común (PAC) . 

Uno de los factores a tener en cuenta es incrementar la participación de la mujer en el desarrollo rural, para evitar el despoblamiento, incluyendo medidas específicas dirigidas a activas las inversiones de mujeres, la orientación, el asesoramiento y la formación. 

La Generalitat Valenciana y el Institut Valencià de la Joventut en colaboración con la Universitat de Valencia, organizaron en octubre de 2018 el seminario “Jóvenes rurales” de la Comunitat Valenciana, que tuvo lugar en Aras de los Olmos, pequeño municipio valenciano de la comarca de Los Serranos, una de las más afectadas por los efectos de la despoblación y el envejecimiento  rural. 

Dirigido a jóvenes en general, agentes de desarrollo local, técnicos y concejalías de Juventud, las jornadas rurales fueron escenario de conferencias, talleres y debates sobre participación y emprendimiento en entornos rurales, sobre buenas prácticas de dinamización social o sobre motivación y empoderamiento juvenil. 

 La apuesta por la recuperación de la juventud rural, entre otras, sería motivar a la participación en movimientos asociativos, por el desarrollo sostenible, eligiendo una agricultura preocupada por el medio ambiente y la biodiversidad. También se debería apostar por el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y comunicación que permiten la creación flexible de empleo, que supondrán una oportunidad para las zonas rurales y su potencialidad (teletrabajo, publicidad, pedidos por internet).

Escrito por el Multiplicador Cualificado Eurodesk: IVAJ, Generalitat Jove.

Noticias de eurodesk

Noticias